Con 80 millones de visitantes al año, España es el segundo país más visitado del mundo y el turismo desempeña un papel fundamental en la economía del país. Pero, para hacer frente al COVID-19, España había cerrado sus puertas en marzo con un estricto cierre durante dos meses, siendo una de las naciones más afectadas por la pandemia. Además, las fronteras exteriores de la Unión Europea se cerraron durante 30 días (prorrogados hasta el 15 de junio), con algunas excepciones, restringiendo los viajes no esenciales desde países no comunitarios a través de puertos y aeropuertos, para detener la propagación del coronavirus.

El gobierno español está relajando gradualmente algunas medidas de confinamiento en fases durante las últimas semanas. El calendario de desescalada varía de una región a otra dentro de España. Pero en general, a principios de mayo, España comenzó gradualmente su proceso de normalización para permitir primero que los niños salgan a jugar, y luego los individuos a realizar actividades deportivas. Las playas comenzaron a abrirse en la mayoría de las regiones la última semana de mayo. Por ahora, las playas sólo están disponibles para los residentes locales, pero con la siguiente fase, se abrirán para los viajeros nacionales de diferentes regiones.

Plan de desescalada en 4 fases en España

Se ha preparado un plan de 4 fases para la transición a la normalidad en España. La transición de una fase a otra dura unas 2 semanas y los periodos pueden variar según la provincia en función de indicadores predeterminados. En junio, el 70% de España se encuentra en la fase 2, lo que significa que

  • Los bares y restaurantes están abiertos al servicio, con capacidad limitada.
  • Las playas están abiertas en condiciones de seguridad y distanciamiento social.
  • Los centros comerciales pueden abrirse con restricciones en las zonas comunes y de ocio.
  • Los cines y teatros pueden tener un aforo de hasta un tercio de su capacidad.
  • Las reuniones sociales de hasta 15 personas están permitidas y no hay restricciones para la actividad al aire libre.

La duración máxima para completar las 4 fases sería de 8 semanas. Si todo va bien, España alcanzará la "nueva normalidad" a finales de junio.

España volverá a acoger a los turistas extranjeros en julio

El Gobierno ha anunciado que el territorio español se abrirá a los turistas extranjeros a partir de julio. También se espera que para entonces se suspenda la cuarentena de dos semanas impuesta a los visitantes extranjeros. En julio, España se abrirá gradualmente a los turistas internacionales, garantizando los más altos estándares de seguridad sanitaria, tanto para los locales como para los visitantes extranjeros.

A finales de junio, España empezará a vivir en la "nueva normalidad", lo que significa que todas las funciones estarán en pleno funcionamiento con las nuevas directrices de seguridad y salud, como mantener la distancia social y utilizar una mascarilla para los contactos estrechos y aumentar el saneamiento y la limpieza.

Por último, le esperamos para darle la bienvenida a España a partir del mes de julio.